¡Cheesecake cremoso de durazno!

Prepárate este delicioso cheesecake suave y refrescante. Es el postre ideal para estos dias de calor.  

 

Ingredientes:

Costra 

  • 1 1/4 tazas de migas de galleta Maria
  • 1/4 taza (4 cucharadas) de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de azúcar dorada 
  • Aceite antiadherente Baking Alchemy 

Relleno

  • 1 taza de duraznos pelados y rebanados, divididos (para hacer puré)
  • 3/4 taza de azúcar dorada 
  • 3 paquetes (540g) de queso crema deslactosa, suavizado
  • 2 huevos grandes
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 taza de crema agria (Lala deslactosada light)
  • 2 cucharadas de harina para todo uso

Cobertura de durazo glaseado

  • 1/2 taza de azúcar dorada 
  • 1 1/2 cucharaditas de maicena
  • 1/4 taza de agua
  • 1 1/2 tazas de duraznos pelados y rebanados (para decorar)
  • 1/2 cucharadita de jugo de limón

Procedimiento:

Costra

Precaliente el horno a 180°. Rocíe ligeramente un molde desmontable con aceite antiadherente Baking Alchemy.

Combine en un tazón mediano las galletas (previamente trituradas en la licuadora) y la mantequilla y ; revuelva hasta humedecer. Presione la mezcla en el fondo del molde desmontable para formar la costra.

Hornee en el centro del horno durante 6 minutos o hasta dorarse. Retire del horno. Deje el horno prendido.

Relleno

Haga puré de duraznos en un procesador de alimentos o licuadora hasta que quede suave. Dividir por la mitad y reservar.

En el tazón de la batidora, bate el queso crema a velocidad media; luego, agregue gradualmente el azúcar y bata hasta que quede suave. Añadir los huevos uno a la vez; batir hasta que esté ligero. Agregar la vainilla, la crema agria y el puré de duraznos; luego, agregue la harina. Vierta la mezcla sobre el molde previamente preprado.

Hornee durante 10 minutos y luego reduzca la temperatura del horno a 180° durante una hora o hasta que esté listo. El cheesecake está listo cuando al insertar un cuchillo/palillo en el centro, salga limpio. Retire del horno y enfríe de 45 minutos a una hora. Cubra y refrigere hasta que esté listo para servir.

Cobertura de durazno glaseado

Batir el azúcar, la maicena y el agua en una cacerola a fuego medio y llevar a ebullición. Agregue el puré de durazno reservado y las rodajas de durazno, vuelva a hervir la mezcla, revolviendo constantemente; luego, reduzca el fuego y cocine a fuego lento de 1 a 2 minutos o hasta que la salsa esté espesa y translúcida. No cocine demasiado los duraznos. Agregue el jugo de limón, retire del fuego y enfríe.

Sugerencias 

Para esta receta puedes usar duraznos frescos, congelados o incluso enlatados, envasados ​​en jugo o agua. Queda delicioso ¡pruebálo!

Dejar un comentario